La Bauhaus y el diseño chileno

logo exposicion bauhaus diseño en chile centro cultural palacio la moneda

Tal como les contaba en el últimos post del 2019, una de mis Metas 2020 es visitar más museos. Por esto hace unos días nos embarcamos al centro de Santiago de Chile para ir a uno de los Centros Culturales más ambiciosos de estos años, estoy hablando del que se encuentra justo debajo del Palacio gubernamental de nuestro país: Centro cultural La Moneda.

Este lugar ha albergado grandiosas exposiciones que han llamado la atención de todo Chile, e incluso de los turistas que han pasado por aquí. Años atrás ha tenido en las salas principales a la Ciudad Prohibida (Imperio Chino), una tremenda colección del ultrafamosísimo pintor Pablo Picasso, a Andy Warhol y Turner, Arte Romano, entre muchas.

¿Qué es la BAUHAUS?

Esta vez la exposición que inaugura el año es “Bauhaus: influencia en el diseño chileno”, que tal como dice el título, busca enseñarnos cómo esta histórica casa de diseño impregnó lo que hoy conocemos. Sí, porque si algo pudimos ver es que todo lo que nos rodea tiene algo de la Bauhaus.

Literalmente Bauhaus significa en alemán “casa de construcción”, y fue una escuela fundada para compartir con personas apasionadas por el arte, arquitectura, diseño, construcción entre otras muchas disciplinas.

Fue fundada por Walter Gropius en 1919, y su centenario quiso ser celebrado de esta forma. Inicialmente fue una escuela muy experimental, pero al pasar de los años se convirtió lo que podríamos decir que fue la primera universidad de arquitectura, arte y diseño.

malla curricular bauhaus

En este lugar convergieron gigantes de la creación e ideación artística, tales como Wassily Kandinsky, Josef Albers, Paul Klee, de una lista muy larga. No sólo se dedicaron a experimentar y enseñar las artes y oficios, además fundaron los conceptos de lo que hoy conocemos como las bases del diseño.

Antes de la Bauhaus

Para comprender el aporte de la Bauhaus es necesario visualizar un mundo antes del diseño. En plena época industrial se descubrió una manera de hacer las cosas en cadena, de manera más barata y rápida. Pero en el camino de la ambición la belleza y el alma se pierden ¿no?, así que los artesanos y fabricantes minoristas se vieron gravemente afectados.

  • mujer y hombre victorianos del brazo 1800

Hasta entonces el acceso a elementos de diseño sólo era posible para las personas con recursos económicos para permitírselo. Para el resto de la población los muebles ni siquiera podrían decirse “diseñados”. Por otro lado, el hermoso Art Noveau, que también reinaba en la época, sobrecargaba los afiches, las fachadas y la decoración.

Tomando lo mejor de dos puntos opuestos, por un lado la industrialización y sus nuevos mecanismos de construcción, y por otro la belleza y el arte, la Bauhaus se compuso por jóvenes visionarios con deseos de cambiar el mundo visual conocido.

La ideología de la Bauhaus en un inicio, no fue hacerse ricos creando diseños únicos, si no, trabajar con los municipios y el estado, poniendo los talentos de cada uno al servicio de una sociedad mejor.

Estilo inconfundible

El plan era en parte que no se perdieran las artes y oficios cultivadas casi hereditariamente en la sociedad hasta entonces, pero poder aprovechar a su vez las nuevas tecnologías.

Uno de los diseños más emblemáticos es la Silla Wassily, diseñada por Breuer, que rompió todo esquema en su época debido a su material y la forma de fabricarse. La silla está compuesta de estructura de acero y listones de cuero. Hasta entonces el doblar el acero de esta forma era un descubrimiento único y en crecimiento, por ende todos quisieron tener una.

Silla Wassily, CCLM exposición Bauhaus

Si estuviste alguna vez estudiando diseño habrás escuchado más de una vez la famosa frase “Menos es más”. Esta frase significa que muchas veces la simpleza en un diseño, lo puro y lo mínimo, cumple mejor la función esperada que lo sobrecargado. Así lo creía Mies van der Rohe (último director de la Bauhaus), quien emitió esta solemne premisa.

Dentro de la Bauhaus se experimentó con las leyes de la Gestalt, y se llegó a la conclusión que simples reglas de posición, distancia, tamaño y color podrían afectar la forma de percibir un mensaje. Para que tuviese más efectividad cualquier diseño (especialmente gráfico) debía saber utilizar estas reglas.

Así es como nacieron corrientes del diseño que hoy nos son muy reconocibles, como el minimalismo, modernismo o estética industrial. Su característica son las líneas simples, geométricas, el uso eficiente del recurso y por sobre todo, los detalles que marcan la diferencia (más adelante te explicaré sobre esto).

Conoces más de lo que crees

Al visitar la exposición nos sentimos rodeados por cosas que hemos visto desde que somos pequeños (tenemos 30), y estoy segura que más de alguna vez te habrás topado con unas tazas, un logotipo, una silla, una mesa o una fachada intensamente influenciada por el estilo Bauhaus.

Esto se debe a que tras el cierre oficial de la escuela en alemania en 1933, los profesores y artistas se dispersaron por el mundo. Por ejemplo acá vino a parar Josef Albers (teórico del color, y aún hay alumnos de los alumnos enseñando acá en Chile) y Tibor Weiner (arquitecto).

En resumen, revolucionaron Chile. Pasear por la exposición es un viaje en el tiempo, de hecho te desafío a que lleves a tus padres también a la expo, de seguro tendrán un montón de recuerdos.

Publicaciones

Fue tal la influencia que tuvo la Bauhaus en los estudiantes de diseño, arquitectura y arte de esa época, que fue necesario abrir un nicho de publicaciones que alimentara la sed de información y actualidad. Aquí puedes ver algunas revistas que revelan hitos relevantes del arte de esos años. Por ejemplo, tenemos una portada con el dibujo de Francisco Smythe (cerro rosado con nubes), el cual podemos ver como mural en vivo y en directo en la Estación Baquedano, combinación L5.

Diseño gráfico

Lo que más puede uno disfrutar en una exposición son los detrás de bambalinas. Aquí también encontramos bocetos para diseño de logos, donde se puede apreciar el proceso de abstracción realizado por el artista.

La influencia de la Bauhaus trascendió los objetos, y la gráfica se vio fuertemente simplificada. Es muy interesante ver los logotipos que ya se gestaban en aquellos años y que hoy se simplifican cada vez más.

Simpleza no es descuido

Sin embargo, lejos de lo que se pueda pensar, la sencillez del estilo no pierde la atención al detalle. Las mesas por ejemplo no se trataban de un cuadrado de acero y una melamina puesta encima. Va más allá, quiero compartir contigo este simple detalle en la unión de una mesa, que demuestra dónde está la diferencia.

Superficie de la mesa (blanca) y estructura de acero

Aprender haciendo

Una de las más notables técnicas pedagógicas que se desarrollaron gracias a la Bauhaus es el “aprender haciendo”, que hoy es tan común en carreras gráficas o de diseño.

Personalmente me encanta aprender en el camino, no soy muy buena planificando un dibujo antes de hacerlo, o sobrepensando una técnica antes de aplicarla. Pero echando a perder se aprende, y es así como los mejores inventos y diseños fueron creados.

Quisiera mostrarte muchas cosas más que fotografié, pero te invito a visitar esta exposición interesantísima. Viajarás (ni tan) al pasado, y descubrirás detalles que no te lo pueden contar de lejos.

No te la pierdas!

Entonces ¿Dónde puedes encontrar esta exposición? En la Sala Pacífico del piso más abajo del CCLM. Igualmente es bueno que sepas que a partir del sábado 18 de enero está disponible otra exposición (en la Sala Andes) llamada “Casa Chilena: imágenes domésticas”.

Puedes ir de Lunes a domingo de 9:00 a 18:00 hrs (desde las 15:00 hrs es entrada liberada). Puedes disfrutar no sólo de la exposición, también hay talleres, la Cineteca, la exposición Fotográfica y la Galería de Diseño. En fin, que si vas, te recomiendo ir mirando qué más calza en tu horario en su página web: CCPLM.

Por ahora los dejo, recuerden suscribirse al blog, seguirme en instagram y en Youtube! Donde estuve compartiendo tutoriales y más cosas este mes que no estuve.

Si te habías sucrito al blog antes, lamento decirte que hay que hacerlo de nuevo debido al cambio de hosting-servidor-del-mal. Lo Siento, no volverá a pasar 🙁 .

Nos vemos en otra Bitácora en Terreno!

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: