¿Comisiones de retratos? Tips para facilitarte la vida como ilustrador/a

tips para ilustradores comisiones retratos

Si llegaste aquí es porque eres ilustrador/a y te has interesado en el extenso mundo de las comisiones. Probablemente tienes muchas dudas, o tienes algún problema que te ha causado quebraderos de cabeza. Lo primero que debes saber es que: ¡no estás solo/a! ser ilustrador/a es un “trabajo para valientes” como dicen por ahí, así que no te desanimes, más de alguien ha pasado por lo que tú.

Como algunos saben hace algunos años recibo comisiones para dibujar retratos de personas o mascotas, lo que me ha enriquecido con un montón de experiencias, algunas dulces, otras amargas. Estoy segura que si te dedicas al mundo de las comisiones muchas de ellas las tendremos en común y te contaré qué me ha ayudado a subsanar algunos “problemas típicos”.

Además de mi propia experiencia, si eres chilena, existe un grupo en Facebook (Ilustradoras chilenas) en el cual me inspiro constantemente para hacer mis post debido a que veo preguntas recurrentes, entre ellas: valores de las comisiones, cómo explicarle cosas a los clientes, cómo hacer que valoren tu trabajo… etc. Esta comunidad se apoya muchísimo! así que no dudes en participar si eres una valiente ilustradora en Chile.

Tip 1: El cliente

¿En qué red social se encuentra tu cliente?

Antes de cualquier cosa que tenga que ver con dinero… debes pensar de dónde va a salir, en nuestro caso como dibujantes dependemos directamente de un ser variopinto al que llamaremos “el cliente”.

Los hay de todos tamaños, colores y bolsillos. Lo importante es que tu producto -comisiones de retratos – sea ofrecido a los clientes correctos: personas que le gusta tu estilo/trabajo y que están dispuestos a pagar un precio justo por un dibujo personalizado.

Si te pide cambiar tu estilo, o si regatea el precio a un monto que no vale el tiempo y la dedicación que le pondrás al trabajo, no es un cliente… hay un sinfín de adjetivos que podemos usar, pero en ningún caso se trata de un cliente potencial.

Todo experto en negocios siempre te dirá que uno de los primeros pasos es identificar el cliente objetivo y llegar a él. Esto abre algunas preguntas:

¿Cuál es el estilo en el que estoy dispuesto/a a realizar las comisiones de retrato?

¿Qué precio espero cobrar por mi trabajo?

¿Estoy en una red social que me permita promocionar mi trabajo frente a potenciales clientes?

Ten en cuenta que cada red social tiene públicos diferentes. El público de Instagram ya no tiene 13 y 16 años en su mayoría, yo al menos llevo 6 años en Instagram, por lo que la mayoría de las personas tiene entre 20 y 35 años. Esas personas tienen una capacidad adquisitiva mayor, pero menos interés en estilos como el animé, y más en estilos realistas o caricatura. Entonces la pregunta es:

¿Adapto mi estilo/producto a un cliente que me podrá pagar más o busco una red social o comunidad que comprará mis dibujos tal como son?

Ofertas de retratos personalizados en Etsy

En el caso de buscar adaptar tus productos, por ejemplo, puedes ofrecer comisiones para guestbook de bodas, o recuerdos del matrimonio. En caso contrario, debes buscar redes donde aprecien tu trabajo y puedas negociar valores dependiendo de cada cliente.

Tip 2: Cuánto cobrar

Esta debe ser la pregunta más recurrente, y la que es más difícil para responder. Hay muchas, muchas, formas de calcularlo, pero yo lo resumo en una premisa: encuentra un precio que pasadas las horas que te tomará acabar el trabajo, no sientas que regalaste tu tiempo.

El tiempo es oro, dicen por ahí.

Una técnica muy numérica es pensar cuál sería tu valor/hora. Este estimativo va a depender de ti, pero te enseñaré cómo calcularlo.

Primero piensa en tu sueldo ideal, con el que llegarías a fin de mes traquila, por decir algo diré $900.000 (CLP). Ahora piensa en el número de horas semanales que trabajarías por ese sueldo, por ejemplo… 30 horas.

Entonces la operación se vería de esta forma, dividimos el sueldo ideal por el número de horas:
900000/30 = 30.000
Ahora dividiremos ese valor por 4, debido a que el mes tiene 4 semanas (casi siempre).
30000/4 = 7500
Entonces tu valor hora podría ser $7.500 (CLP).

Este método lo puedes usar y aplicar de diferentes formas:
¿Cuánto tiempo me toma hacer un dibujo (blanco y negro/color) de 1 persona? Y según ese número de horas calculas el precio.

Pero lo cierto es que a medida que pasa el tiempo, te tomará menos tiempo acabar un mismo tipo de comisión. Así que el valor/hora no es estrictamente un guía muy fiel y a veces puede subvalorar tu capacidad.

Cuando no has sido trabajador dependiente o no vives por las tuyas, a veces es difícil imaginar un “sueldo ideal”, por lo que te dejaré otro método.

Este es el que yo llamo “mi pago base”. Establecí un precio que nunca bajaré, es decir, no haré nada por menos de ese valor. Este monto es muy personal, y es el puntapié inicial para empezar a sumar dependiendo de la complejidad de lo que me van a pedir.

Supongamos que tu precio base es $10.000 (CLP), ese precio base de cierta manera pagaría por el tiempo que dedicarás en pensar en el encargo que vas a tomar y quizás los bocetos que vas a hacer.

Sobre ese monto debes establecer montos sobre cosas que se pueden ir aplicando a cada elemento agregado, por ejemplo: si es blanco y negro, si es en color, si son 1, 2 o más personas, si tiene fondo, si tienen accesorios, etc.

Más adelante te mostaré un ejemplo de cómo esto funciona para mí.

Tip 3: Establecer las reglas del juego

Esto es lo que más fallamos cuando comenzamos, simplemente sin la experiencia es muy fácil que haya cosas que se pasen por alto a la hora de comenzar un encargo.

Es muy importante crear una instancia (a través de e-mail, llamada, formulario) donde el cliente tenga toda la oportunidad de entender tu proceso de trabajo. Esto es MUY IMPORTANTE, porque te evitará malos ratos en el futuro o dolores de cabeza que quizás tengas que asumir.

¿Qué información debe estar puesta ahí? Te daré unas ideas:

  • Tiempo que te tomará acabar el encargo. Dependerá de la comisión, pero tienes que establecer un límite de acuerdo a tus capacidades y horarios. A la vez comprometerte con ello para cumplirlos. Si el cliente quiere en menos tiempo un encargo, tu deberás aplicar recargos en el precio, dependiendo de tus horarios.
  • Abono inicial. Personalmente recomendaría a todo ilustrador/a que jamás tome un encargo sin pedir abono inicial, por poco que sea lo que han de pagar. Esto compromete a ambas partes a cumplir el encargo. Puede ser una proporción 30%/70% o 50%/50%, tú decides. Pero este abono pagará el tiempo que dediques a trabajar en el encargo, incluso si el cliente se arrepiente y luego ya no quiere que acabes el encargo. Si te tomó tiempo, entonces corrió el “taxímetro”.
  • Correcciones. Incontables las veces que he sabido de clientes con correcciones sin fin, es muy importante establecer en las reglas el número o etapas de correcciones. Por ejemplo corregir lineart (posiciones, rasgos, vestimenta), luego corregir colores, y finalmente aprobar el definitivo, tomando correcciones pequeñas, que no obliguen a hacer el dibujo completamente desde cero. Otra idea es establecer un número de correcciones (2 ó 4), y cargos extra si se exceden.
  • Formato de entrega. Es importante que el cliente sepa qué va a recibir al acabar la comisión. ¿Entregarás un archivo jpg a 300 dpi o le enviarás una copia de la ilustración impresa y enmarcada? ¿Entregarás el dibujo definitivo antes o despues del pago final? (recomendación: envía siempre imágenes en baja resolución o con marcas de agua para las correcciones, sólo por precaución).
    ¿A qué tamaño espera el cliente imprimir la imagen final?
  • Requisitos de referencia. Cuéntale desde un inicio al cliente qué necesitarás para realizar el encargo. Usualmente yo pido referencias de TODO, y muy detalladas, desde fotos de los rostros, hasta las poses, vestimenta y si fondo, pues exactamente qué tipo de fondo. Esto les ayudará a ambos a visualizar la “ilustración soñada”. Por que no siempre es fácil para el cliente imaginar lo que busca.
  • Formas de pago. Sí, si la persona es de tu mismo país una transferencia basta. Pero si es extranjera asegúrate de tener un método (paypal u otro) para recibir los pagos. Y esta información debiera ser entregada de forma personal (e-mail idealmente).

Tip 4: Typeform

Una de las formas en que solucioné el modo en que me contacto con las dudas de mis clientes es a través de un formulario. Suena muy aburrido, pero esta plataforma (Typeform) te enseñará que el proceso puede ser muy lindo y explicativo.

Typeform te permite tener 3 formularios distintos, de 10 preguntas cada uno y 100 respuestas mensuales (se puede rellenar 100 veces al mes), gratis. Con eso he podido sobrevivir bastante bien, pero si necesitas algo más, el modo Pro está disponible y seguro que con tantos clientes lo podrás pagar, porque no es tanto.

Puedes además incrustar tu formulario a tu página web o compartir el link directo desde tus redes sociales o mensajes, por lo que te facilita muchísimo la entrada al formulario. Te invito a revisar el de mis comisiones para hacerte una idea básica de todo lo que puedes hacer gratis: http://www.nicolealmendrada.com/cotiza-retratos-con-amor/

Ejemplo de elección múltiple con fotografías

El objetivo de mi Typeform es obtener toda la información necesaria para realizar una cotización, que enviaré al correo de mi posible cliente, agregando algunas informaciones de pago, referencias, entre otros. En él incluí exactamente 10 pasos:

  • Nombre de “el cliente” y país: así sabré qué información de pago enviaré
  • Estilo de ilustración: aquí incluí imágenes de ejemplo con los estilos que estoy dispuesta a hacer y en su descripción, el valor
  • Tamaño: en respuestas múltiples les doy a elegir los 2 más solicitados, y además incluyo una respuesta “Otro” en caso que quieran uno diferente.
  • Quién o quiénes voy a retrata: esencial, ¿no? así puedeo saber a cuántas personas retrataré, quiénes son y de quién debo pedir fotografías.
  • Fondo: Con fotos les doy a elegir entre uno realista, uno simple o no. Y su precio.
  • Planos del retrato: Con fotos les doy a elegir entre cuerpo entero, medio cuerpo, primer plano.
  • Posiciones: esto lo puse con fotografías debido a que cuando lo pedía por escrito la respuesta era “abrazados”… y hay muchas formas de estar abrazados. Así que asegúrate de darles opciones o pedir referencias específicas.
  • Vestimenta: pido una descripción lo más detallada, en especial si es ropa cotidiana.
  • Información extra: a mí me gusta pedirles un detalle de su historia (en especial si son parejas o amigos), eso me sirve para improvisar. Por ejemplo si tienen una conexión con la música, o con el deporte, me ayuda a sugerirle cosas al cliente para que sea más entretenida la ilustración.
  • E-mail: cuando ellos escriben su correo y presionan enviar, en mi correo recibo las respuestas de su formulario. Pero si no solicitas un correo, no tendrás dónde enviarle una respuesta.

Si te gustó la idea puedes entrar aquí a la creación de un nuevo formulario en la página de Typeform: link.

Ventajas y desventajas de un formulario

Ahora, quiero comentarte un poco sobre pros y contras de dirigir a tus clientes a un formulario, para que decidas si se ajusta a ti.

Una gran ventaja es que te evitas estar escribiendo lo mismo una y otra vez, y te ahorras la incómoda instancia de los precios, donde la persona empieza a regatear. Si simplemente le muestras los valores y le das a elegir de un monto más bajo y alto, la persona entenderá que hay coherencia y muy díficilmente lo cuestionará.

Otro pro es que las personas verán la seriedad detrás de tus comisiones, verán que tienes un orden y los precios no son “por tincada” (por corazonadas). Si la persona simplemente no está de acuerdo con el valor o los estilos, posiblemente nunca recibas su formulario.

Una desventaja es que al evitarte los comentarios “incómodos” sobre precios, te puedes perder algunos feedback que pueden ayudarte a mejorar tu estrategia.

Otra desventaja es que quizás los clientes busquen otro estilo, del que seas capaz de hacer, pero no lo ofreces porque… quizás te toma más tiempo, o es más caro a tu modo de ver. Una buena conversación con un cliente te ayudará a ampliar horizontes en el tipo de proyecto.

Por ejemplo una vez un cliente me pidió una comisión en una técnica tradicional. Le respondí que sólo hago comisiones de retrato digitales y que en el formulario podía revisar valores y estilos. Sin embargo, el cliente potencial ignoró esta indicación y comenzó a enviarme imágenes del estilo que él quería. Por un lado, esta era una excelente oportunidad para comenzar un proyecto diferente y singular, depende de uno si se toma o no. La experiencia me ha enseñado a tomar encargos “fuera de mis reglas” sólo con empresas o editoriales, pero todo depende de cómo te sientas más cómodo/a.

No te quedes con la duda

A veces como ilustradores nos encontramos en situaciones muy incómodas, y aunque la mayoría de mis clientes han sido un sol y me alegran con sus palabras y apoyo, a veces, muy a lo lejos, aparece una situación problemática.

Pero no estás solo/a, como decía en un comienzo hay comunidades de apoyo, de personas como tú y como yo que hemos vivido experiencias que nos han enseñado y otras donde no sabemos en absoluto cómo proceder. Busca estos grupos (Facebook es un buen lugar para encontrarlos). Muchos ilustradores abren post para responder preguntas en sus cuentas de Instagram, y otros, como Ilustradudas, ofrecen constantemente apoyo y consejos a ilustradores profesionales.

Hay muchas estrategias para seguir! aunque a veces hay sin sabores en esta carrera, verás que a la larga tendrás más experiencias positivas y aprendizaje valioso, que malos recuerdos.

Espero que te haya servido este post! y recuerda que cada vez que compartes mis post me ayudas muchísimo. Si tienes alguna duda puedes escribirme a mi mail o a mis redes sociales.

Un abrazo virtual!!!

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: