The Covent Gardener, London Graphic Centre y el Covid-19 en Londres

Después de dos días en los que me devoré la serie Next in Fashion (Netflix), y aprovechando la inspiración que la moda y los colores me infunde (y porque ganó mi favorita), he vuelto para contarles más sobre las maravillas artísticas de Londres.

the national gallery and me
The National Gallery, Londres

La pesadilla del turista

Primero haré un resumen sobre lo que la gente me pregunta sobre la situación con el Coronavirus en Inglaterra. La sensación hasta el pasado fin de semana es que hay “normalidad”. Ya hace unas semanas veíamos algunas personas (en su mayoría de rasgos asiáticos) con mascarillas, pero la gente tomaba su transporte con normalidad. La verdad, los ingleses no entran mucho en contacto con otros, para ellos es normal no hablar en lugares públicos, ni tocarse.

El viernes estuve en The National Gallery (y ya se viene post de eso), y la galería es tan grande y espaciosa que era muy difícil estar cerca de otra persona. Personalmente me es preocupante ver cómo los colegios siguen haciendo salidas pedagógicas normalmente, en sí el pensar que cualquiera de esos niños tocará o se llevará a la boca algo contaminado. Quizás sea paranoia mía, quizás sea un rasgo chileno la exageración (ya saben, cancelar clases si llueve, si hay protestas, inventarse feriados en fiestas patrias…), pero mi sensación es que me gustaría que los niños se fueran a sus casas.

Hay muchas críticas sobre lo que hace el gobierno, pero en todos los países las han tenido por hacer o no hacer. Ver las redes sociales ha sido una pesadilla, sólo los ilustradores y su sentido del humor me han aliviado de la paranoia.

Es muy probable que declaren cuarentena, algunas medidas ya significaron la cancelación de muchos eventos, y próximamente se unirán museos seguramente, esto significará para nosotros la imposibilidad de hacer todo el turismo que tenía planeado. PERO es una medida necesaria y aprovecharemos cada segundo hasta que eso pase.

Lugares que inspiran

En el anterior post quise abrir la puerta a un lugar muy interesante de Londres: Covent Garden. Lo comparé con el barrio Lastarria, de Chile, porque ahí es donde mucho arte, moda y sofisticación se unen. Se puede decir que está en el centro neurálgico de la ciudad, pero a la vez brilla por su contenido, por sus cambios y su vida.

fachada óptica covent garden
Tienda de gafas en Covent Garden (Apple Market)

Tanto es así, que Covent Garden tiene su propia revista. Sí, ya sé que no es novedad que se creen publicaciones para comunas o ciudades, pero esta publicación pasó al siguiente nivel. Cada ejemplar es una obra de arte.

¿Cómo la descubrí? Paseando en un Londres aún sin coronavirus, me acerqué a London Graphic Centre. Una tienda maravillosa de materiales de arte, en el corazón de Covent Garden. Fue un poco difícil llegar porque ese día murió mi roaming y tuve que valerme de un mapa de papel que terminó roto de tanto doblez y desdoblez. Sin embargo logre llegar a aquella intersección angosta, donde de la nada aparece la puerta de un lugar impresionante.

Portada covent garden 17 Juman Malouf
Ilustración de la portada: Juman Malouf

Lo primero que vi en la entrada fue un estante con revistas, y mis ojos se fueron directamente a la ilustración diseñada por Juman Malouf en la portada de The Covent Gardener en su edición de invierno 2019/20. Mi debilidad por el color menta y las líneas orgánicas hizo que recorriera todo London Graphic Centre con ella en la mano, porque me la iba a llevar.

Buenos vecinos

The Covent Gardener es una revista (van en su número 18°, de Primavera) dedicada a darle vida al comercio y cultura del barrio. En la edición de invierno había un desafío al más estilo Sherlock Holmes, ¿el premio? una pieza de joyería avaluada en 300 libras (unos $370.000 CLP) de la tienda Rosehearts Jewels.

Robo de pelucas ilustración Russ Tudor
Ilustración de Russ Tudor

La revista en sí está LLENA de arte. Destacados ilustradores cubren sus 29 páginas a todo color. Con un muy inglés sentido del humor intentan coleccionar aquellos datos sobre etiqueta, cultura o curiosidades que han sido parte de la historia londinense, y particularmente de Covent Garden. En el número 17° teníamos las ingeniosas estratagemas del robo de pelucas del siglo XVIII, y en el 18° los modismos poco sofisticados y el mal mirado hábito de meterse el dedo en la nariz. Como si quisiera provocarnos, la portada tiene un rostro con un agujero en una de sus fosas nasales, y la revista nos invita a tomarnos una foto con nuestro dedo… allí, y enviarla a @thecoventgardener en instagram.

Además la revista nos entrega datos de obras de teatro, ofertas y eventos en los que se puede participar en los alrededores. A propósito de esto, los londinenses AMAN el teatro. Dentro del mismo barrio encontré Waitress (la de Sara Bareilles), Lion King, Harry Potter, y otras obras menos mediáticas, pero con buenas críticas, en los montones de teatros que hay repartidos por el centro. Realmente quedé con deseos de asistir a uno, claro, cuando el Coronavirus se marche.

Mapa de Covent Garden creado por Adam Dant
Mapa de Covent Garden creado por Adam Dant

Por último, dentro de este mismo barrio encontramos The Royal Opera. Debo decir que no alcanzamos boletos accequibles para NINGUNA obra de ballet u ópera, pero el área de souvenirs y el edificio en sí mismo era maravilloso. También el Jubilee Market, que ciertos días se transforma en una feria de antiguedades encantadora. Y el Covent Garden Market, que en sí mismo en una galería de boutiques donde hay olores y colores que deleitan la vista. Bajo el mismo techo están heladerías, tiendas de calcetines, perfumes, ópticas, juguetes de intrincada ingeniería, y una tienda inspirada en un hipopótamo (?) blanco. Además tiene un decente wifi gratis.

Alimento para artistas

Y pues, la pregunta es ¿qué hay para un artista o ilustrador? Primero debo mencionar a esta maravillosa cultura inglesa de enviarse tarjetas de agradecimiento y felicitaciones. Creo que perdí la cuenta de cuantas tiendas he visto -en todo tipo de barrios- que venden sólo tarjetas y complementos para estas. La favorita de muchos es Paperchase, que no sólo tiene tarjetas, tiene “stationaries” (todo tipo de complementos de escritorio y oficina) de todos los estilos vintage, floreados, sobrios y hermosos que puedes imaginar. También complementos, algunas tiendas tienen cobertor de pasaportes, llaveros, tazas y cosas que hacen más bella tu vida estética, así de simple.

Paperchase de Watford (Imagen desde la página de Paperchase)

Hay otra cadena de tiendas, Ryman, que tienen buenos descuentos y productos de oficina y artísticos, que pueden salvar en momentos de emergencia.

Pero el que se lleva la corona, al menos en The Covent Garden, señores, es London Graphic Centre. Quizás ustedes han sentido esa emoción de cuando han descubierto o abrieron una nueva tienda que tiene un mostrador de lápices muy grande, y cosas que no saben para qué sirven o jamás han probado. De hecho, sentía esa emoción a mis trece años, cada vez que entraba a la librería BlueMix o la extinta “Vamos a ver” en mi pequeño Chillán, simplemente a buscar un lápiz de color acuarelable Bruynzeel y me encontraba con mil otras cosas que quería llevar conmigo.

Fachada de London Graphic Centre (créditos a @maybe_foto_)
Fachada de London Graphic Centre (créditos a @maybe_foto_)

Dos plantas de pura magia

Cuando uno entra, como les dije, nos recibe un estante de revistas tan sólo al subir las gloriosas escaleras de la entrada. Pero no sólo eso, a tu izquierda tendrás una pared llena de papeles de colores y sobres de colores. Estantes llenos de libretas, de todos tipos, colores y formas. Un centro de materiales de oficina. Y lo que más me gustó: una mesita para probar algunos materiales de muestras. A tu diestra estantes con tintas, tiralíneas, marcadores, pasteles, lápices, gomas, y podría continuar, pero creo que ya entendieron la idea.

Segundo Piso de London Graphic Centre (imagen de su página web)
Segundo Piso de London Graphic Centre (imagen de su página web)

En el segundo piso (sí, en un igualmente amplio segundo piso) se encuentran los materiales pictóricos. Papeles y libretas de acuarela, telas y lienzos, óleos, acrílicos, pastillas de acuarela, materiales de grabado, de cerámica… y la idea es la misma. Puedes estar todo un día tomando cosas y devolviéndolas porque quisieras llevarte la tienda entera.

Los valores son “comprensibles” dentro del mercado Londinense, y hay ofertas muy buenas con productos propios de la tienda, y libretas de muchas marcas y gustos. Debo decir que gracias a tiendas como Artepapel, Artenostro y Color animal, realmente no encontré nada que no haya visto jamás. Pero sí en más variedades y abundancia.

Casualidades celestiales

Como a cada lugar que amo y artista que me enamora, busco si tienen cuenta de instagram. Así terminé participando del concurso de London Graphic Centre y Royal Academy of Arts. Esta última regalaba tickets para entrar a la exposición actual sobre bocetos de Picasso.

Dadas esas cosas que uno no saben por qué pasan ¡me los gané!, y no sólo eso, un regalo de The London Graphic, que aún no recibo así que ya les contaré qué tenía (porque realmente no tengo la menor idea qué tipo de regalo es).

Este martes estaremos en la exposición de Picasso con el Coso, y el miércoles esperamos ir a la de Tutankhamon (que ya compramos la entrada, nada que hacer). Para luego unirnos al resguardo casero, que con responsabilidad debemos hacer todos.

Un abrazo apretado (simbólico y digital, obviamente) a todos los encuarentenados y nos estamos viendo pronto, que les debo la salida al Serpentine, Hyde Park y por supuesto mi primer encuentro con la National Gallery.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: